Home

María del Mar Ortega asesora a quienes buscan un empleo. A final de año teme perder el suyo.

Publicado en Wikidiario.

Cuando María del Mar Ortega (31, Barcelona) recibe a alguien en su mesa le dice buenos días, enséñame el curriculum, ¿por qué no cambias la foto?, envíalo a esta oferta que me acaba de llegar. O cosas similares. Por la tarde, cuando deja su puesto de orientadora laboral en el Servei d’Ocupació de Catalunya (SOC), ella misma se aplica los consejos que ha dado a las personas desempleadas que acuden a su oficina en busca de ayuda.

Su puesto peligra desde hace meses junto con el de 299 compañeros más. Los recortes presupuestarios del Gobierno y la Generalitat amenazan con dejar en la calle al cuerpo de orientadores laborales que entraron a trabajar en las oficinas del antiguo INEM cuando empezó la crisis. Su cometido, entonces y ahora, es ayudar a las personas paradas a encontrar un nuevo empleo: en Catalunya, ya son más de840.000 quienes lo buscan.

Si caes en la mesa de María del Mar, en una oficina del Eixample de Barcelona, igual te remodela el curriculum o te sugiere un afeitado: “Una vez vino un señor que vivía en la calle. ‘A mí no me vengas con estas pintas porque así no te contrataría’, le dije, y al día siguiente vino a verme sin barba. Oye, estaba muy guapo”.

A partir de ahí, cualquier indicación es posible para aumentar las opciones laborales, desde abrirse un perfil en la red social LinkedIn hasta reordenar los párrafos de una carta de presentación. Son muchos los parados y distintas las necesidades de cada uno, pero hay una actitud que les ayuda a todos: “Siéntate en esta mesa para que veas que sí hay algo de trabajo. Escucha, tienes que aprender – anima María del Mar a sus aconsejados-. Ve a esta dirección que te doy”.

En su opinión, los orientadores no sólo dan pautas, también apoyo: “Reconforta tener una persona preparada que siga tu caso. Dentro del caos del desempleo, tienes algo a lo que agarrarte”.

Dos mil candidatos

La situación de María del Mar puede competir en penurias laborales con los casos que atiende cada día. Consiguió su plaza en 2010 después de enfrentarse a más de dos mil candidatos en las pruebas de selección. Risas. Abrazos. Hazaña lograda. “Ya está. Tengo un trabajo digno”, dice que pensó.

Alquiló un piso a rebufo de los acontecimientos pero tardó casi dos meses en cobrar el primer salario. A partir de ahí, recortes: del cinco por ciento del sueldo a las pocas semanas; del complemento por trabajar de cara al público después. Hace poco, restó otros quince puntos porcentuales a su nómina y también se olvidó de las pagas extra, como sus compañeros funcionarios.

Dice que asumió sin demasiadas quejas los primeros pellizcos a fin de mes: “Discutía con la gente y defendía que nuestros recortes iban a parar a salud y a educación. Creía que lo recaudado se destinaría al bien común”. Hoy su discurso es menos optimista. Siente que la situación no ha mejorado y tiene un futuro laboral incierto. “El proceso de decisión está siendo muy opaco”. Pasan los meses entre dimes y diretes de la administración y el contrato temporal de los 300 orientadores se agota. El plazo expira el 31 de diciembre.

Lo que se mueve

María del Mar no le teme al paro: “Me paso el día buscando alternativas laborales. En este trabajo tenemos suerte, estamos tan metidos que nos enteramos de todo: procesos de selección, tendencias en recursos humanos… Sabemos lo que se mueve”.

Mientras se resuelve su situación, da clases por las tardes en una academia. Si a final de año pierde el puesto, montará un negocio. “Puedo espabilarme, siempre lo he hecho. Tengo treinta y un años y llevo diez cotizados, he tenido muchos trabajos”, asegura. “Escribe que lo mío es una historia positiva, que me puedo espabilar yo sola. Pero eso sí: pon que estoy enfadada. Muy enfadada”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s